SLIDER

KONJAC, un regalo de la naturaleza

Hace dos meses recibí algunas esponjas de Konjac y debo decir que me emocioné mucho! Las veía por todos lados y la curiosidad iba crescendo (me encanta la palabra creciendo el italiano, nada que ver, solo para que lo sepan y no crean que me hago la top porque es una de las escasas 10 palabras que sé en ese idioma).



Cuando por fin tuve mis manos en estas esponjas sin repetir y sin soplar me puse a probarlas pero antes de eso les cuento un poco de que se trata, qué dice "el manual" que son las esponjas Konjac.

Las esponjas Konjac son hechas a mano con la raíz de una planta que es originaria del sudeste asiático. Biodegradables al 100%, naturales, no llevan conservantes y/o colorantes. Aptas para veganos y cruelty free. 
El componente principal es el Glucomannan, propiedad activa en la fibra Konjac, responsable de limpiar, exfoliar, humectar y nutrir la piel.  
Entre sus beneficios podemos enumerar que: limpia profundamente, deja la pie rejuvenecida, remueve el maquillaje, disminuye el tamaño de los poros, aporta vitaminas y minerales propios de la esponja, absorbe el exceso de grasas y toxinas, exfolia suavemente sin dañar la capa protectora de la piel, estimula el flujo sanguíneo y permite limpiar la piel sin necesidad de usar jabón.

Hay distintos tipos de esponjas Konjac, 5 para el rostro y 4 para el cuerpo.

*Rostro:

Esponja negra bambú: pieles oleosas

Esponja blanca: para todo tipo de piel

Esponja arcilla verde: pieles mixtas

Esponja arcilla roja: ideal para pieles maduras, con manchas o con los capilares dañados

Esponja arcilla rosa: para pieles cansadas y sin vitalidad

*Cuerpo:

Hay una roja, una blanca, una negra y una en forma de gota de color blanco para bebés y niños.

Desde que uso Konjac tanto en rostro como en cuerpo siento que día a día mi piel está mas fresca y pasé de usar un exfoliante suave una vez por semana a una vez al mes como para hacer una limpieza más profunda. Si bien los resultados se aprecian a partir del mes de uso, estos son progresivos. La suavidad es lo primero que se nota y con el tiempo se ven los demás resultados, más que nada en lo limpia y luminosa que queda la piel.

Al principio tenía mis dudas porque creía que al ser una esponja de estas características la exfoliación diaria me iba a resecar la piel pero cuando empecé a utilizarla me di cuenta que es tan suave que es imposible que lo haga. Sin embargo, cada uno maneja sus tiempos y sus rutinas, yo la uso 1 vez por día (a la noche generalmente) y a veces dos veces (mañana y noche) pero eso lo manejo según como vea mi piel.

En lo personal no la uso sola como recomiendan porque creo que es importante tener un buen syndet y una buena rutina desmaquillante, usar productos que remuevan el makeup y limpien la piel de todo lo que absorbe en el día. Sí me parece un excelente complemento ya que la uso para limpiar mi piel y para retirar cualquier producto que haya usado.

Algo que quiero remarcar es que trato de tener expectativas reales y no me dejo llevar por promesas, por eso cuando una marca me dice que voy a tener el mejor pelo del mundo o que voy a parecer de 20 años sé que no es así. Aclaro esto porque las esponjas Konjac me parecen geniales pero el cuidado de la piel tiene que ser diario, constante, equilibrado y así y todo los años pasan. Sepan que cuando recomiendo un producto lo hago desde lo lógico y no lo mágico, desde la realidad de la experiencia personal, tomen mi reseña como lo que es, una reseña de una solo persona y siempre adapten los productos a sus necesidades, consulten, lean, vayan de a poco, buscando lo que sea idónea para ustedes, sus rutinas, su piel, etc. (Sorry, me puse mamá consejo, puedo ser densa, I know 💃👀😔)

Para usar una esponja Konjac, hay que mojarla, escurrirla, poner el jabón de limpieza y con suaves masajes pasarla por todo el rostro. Después enjuagarla y dejarla colgada en un lugar aereado para que se seque y vuelva a endurecerse.
Si tienen que limpiarla, la sumergen en agua tibia, dejan que repose unos minutos, luego la enjuagan, la cuelgan y listo. (Cuando digo enjuagarla me refiero a sacarla del agua y ponerla bajo una canilla como cuando la enjuagan habitualmente).
Hay que cambiarla cada dos meses aproximadamente.

La uso para limpiar el rostro, para retirar mascarillas, utilizo la que es para el cuerpo y obtengo de ambas el mismo resultado, una piel suave, limpia, renovada. Sin dudas, las esponjas Konjac, son mis compañeras inseparables en mis rutinas de limpieza y se las super recomiendo.

Pueden comprarlas en su página web, en el Barrio Chino (Tina & Co) o en otros lugares que estan enumerados en su página de internet.
Los precio van desde los $180 hasta los $200 c/u para las que son de rostro y las que son para el cuerpo $280.

Les dejo las redes de KONJAC ORIGNAL:

Web: http://www.esponjaskonjac.com.ar/

Instagram: https://www.instagram.com/Konjacoriginal/

Facebook: https://www.facebook.com/konjacoriginal/

Una última cosa que quiero destacar es que el concepto que estas esponjas defienden es de "Slow beauty", el desgaste que sufre el cuerpo humano es lento y progresivo, por eso, su cuidado y regeneración también lo son. Con esto nos dicen todo, no hay fórmulas mágicas, hay que cuidarse y ser paciente y constante.

Haganme caso y pruebenlas que no se van a arrepentir!! Qué opinan??

Besos,

Mariana


© Marian Beautyarg • Theme by Maira G.